Entrenamiento de gimnasio: 6 errores a evitar

как убрать живот и бока

Seis errores que necesitas evite cuando haga ejercicio regularmente en el gimnasio; hablemos de los puntos a los que siempre debe prestar atención.

A veces, aspectos que nos parecen insignificantes e inofensivos pueden, de hecho, resultar bastante inseguros y poner en tela de juicio no solo la eficacia del deporte, sino también el estado de salud en sí. Por eso, hoy hablaremos de a qué puntos siempre debes prestar atención si quieres que las sesiones de entrenamiento den resultados. Entonces, ¿cuáles son los seis errores que se deben evitar al hacer ejercicio con regularidad?

Error n. ° 1. Deshidratación

Seguro que estás visitando el gimnasio porque te gustaría maximizar tu forma física. Sin embargo, un cuerpo deshidratado simplemente no puede demostrar un alto rendimiento.

El hecho es que la sangre, al igual que el tejido muscular, es un 70% de agua, por lo que una hidratación inadecuada puede afectar significativamente la efectividad del entrenamiento de manera negativa.

El agua debe beberse no solo durante el entrenamiento, sino también antes y después. Los signos de deshidratación pueden ser muy diferentes (mareos, náuseas, dificultad para respirar y pérdida de concentración) pero, de alguna manera, cada una de estas condiciones es peligrosa cuando se trabaja con pesas en el gimnasio.

La falta de agua en el cuerpo también puede causar efectos secundarios como dolores de cabeza y pérdida de tono y energía, pero incluso estos dos factores son suficientes para descarrilar sus planes de entrenamiento.

Por lo tanto, la primera regla: siempre escuche su salud. Y la segunda regla: si tienes dudas sobre si has bebido suficiente líquido, asegúrate de tener siempre una botella de agua a mano en tu bolsa de deporte. Para la mayoría de nosotros, 1,7-2,7 litros es suficiente agua para evitar la deshidratación.

Error n.º 2. Sobreentrenamiento

La constancia y el entusiasmo son ingredientes importantes para el progreso atlético y la forma física, pero asegúrese de darle a su cuerpo suficiente tiempo y espacio para recuperarse. De lo contrario, corre el riesgo de perder el impulso positivo a la hora de generar resultados deportivos.

Cuando hace ejercicio, especialmente con ejercicios de resistencia (barra, mancuernas, pesas rusas), de hecho, los músculos sufren microdaños. Por un lado, esto no está mal. Después de todo, cuando los músculos se recuperan, estas micro rupturas se acumulan con estructuras proteicas adicionales. Debido a esto, los músculos se vuelven más gruesos y fuertes, y nuestra estatura se transforma.

Sin embargo, al mismo tiempo, el cuerpo necesita, por así decirlo, recargarse. Por eso es recomendable que organices días de descanso en cada semana de entrenamiento. Además, no debes entrenar los mismos grupos de músculos varios entrenamientos seguidos; varía la carga.

Por ejemplo, en lugar de hacer una caminadora todos los días, intente combinar clases de yoga con entrenamiento de fuerza de vez en cuando. Esto ayudará a evitar la fatiga y preparará mejor el cuerpo para nuevas cargas.

Si nota signos de sobreentrenamiento, como fatiga inusual, dolor muscular persistente, problemas para dormir o incapacidad física para realizar ciertos movimientos, intente reajustar su programa de entrenamiento para permitir más tiempo para descansar.

Error n. ° 3. Trabajando con la frecuencia cardíaca incorrecta

Todos, desde el atleta experimentado hasta el aspirante a entusiasta, deben conocer su frecuencia cardíaca máxima personal y las zonas de frecuencia cardíaca objetivo. Para abordar este problema de manera inteligente y racional regular la intensidad del entrenamiento, se debe controlar la frecuencia cardíaca.

¿Cómo se hace? Para estimar su frecuencia cardíaca máxima, reste su edad de 220. Esto le dará los latidos por minuto específicos para usted. También es una buena idea consultar a un médico o un profesional deportivo capacitado antes de realizar cambios significativos en su nivel de actividad física, especialmente si tiene algún motivo para preocuparse por su condición cardíaca.

Después de calcular sus rangos de frecuencia cardíaca personal para varios tipos de ejercicio y el asesoramiento adecuado, comience gradualmente, aumentando progresivamente la duración y la intensidad del ejercicio. Para los principiantes en los deportes, es especialmente recomendable no llevar su frecuencia cardíaca al máximo.

Error n. ° 4. Hacer ejercicio cuando no se siente bien

Si no se siente bien, es mejor saltarse el entrenamiento. De lo contrario, su salud no solo puede deteriorarse, sino que usted mismo puede convertirse en un agente de propagación de gérmenes en el gimnasio e infectar a otros visitantes.

No se convenza de que entrenar durante una enfermedad es un acto que demuestra su motivación y falta de voluntad para saltarse el entrenamiento a toda costa. No funciona en este caso.

Para que cargas adicionales no interfieran con la recuperación, debe tomar varios días de descanso. Si te sientes débil o mareado, lo más probable es que tu entrenamiento no salga bien, no podrás dar el 100%, en otras palabras, simplemente perderás tu tiempo. Por lo tanto, es mejor quedarse en casa, recuperarse por completo y luego volver con renovado vigor al trabajo duro en el gimnasio.

Error n.º 5. Ignorar el dolor agudo

El malestar muscular leve a moderado es una parte integral del proceso de entrenamiento, cuando se fuerza a los músculos a trabajar más de lo que solían hacerlo. Pero debe comprender cómo reconocer la incomodidad que indica que algo anda mal.

No ignore el dolor agudo que aparece de repente y no desaparece después de terminar el entrenamiento. En caso de duda, no dude en consultar a un profesional médico o preparador deportivo.

Error n. ° 6. Entrenamiento de fuerza con mala técnica

Este es probablemente uno de los errores más comunes en el gimnasio. El peso muerto con la espalda redondeada, los hombros encorvados y las rodillas temblorosas mientras estás en cuclillas ralentizará tu progreso en el mejor de los casos y dañará tu salud en el peor. Una técnica incorrecta es un camino directo a las lesiones musculares y articulares y, por lo tanto, se debe atender lo antes posible la corrección de estas deficiencias.

Si no está seguro de qué técnica es la correcta, tómese un tiempo para ver los cursos de video relacionados. También puede pedirle a un entrenador que lo ayude a corregir las lagunas en la técnica que ya está en la práctica, porque no siempre, incluso si sabe cómo debe ser una ejecución técnica, en realidad lo hará correctamente. Una cosa más: no pida consejos sobre la técnica a otros asistentes al gimnasio; ¡no es necesario que le indiquen correctamente!

Ahora que conoce los errores más comunes, puede mantenerse alejado de ellos y mejorar sus resultados. Recuerde que la seguridad y la precaución son sus principales prioridades al hacer ejercicio en el gimnasio. Si te gustó el artículo, dale tu aprobación y suscríbete a nuestras actualizaciones en las redes sociales.